Pablo Francescutti.

Nació en Rosario (Argentina) en un año de hitos como el viaje de Gagarin y el juicio a Eichmann; pura coincidencia, vaya. Más le marcó que fuese en la ciudad natal del Che, cuyo ejemplo intentó emular de joven (sin el menor éxito). Cumpliendo el apotegma que dice que estudian antropología los insatisfechos con la sociedad y consigo mismos, se licenció en esa disciplina.

Ya instalado en España, y como seguía insatisfecho con la sociedad, se doctoró en sociología. Aunque su sueño oculto era devenir guionista de historietas o películas de serie B, sublimó esas veleidades urdiendo análisis del cómic y del cine. Para variar también quería ser escritor, un sarampión del cual le curó la práctica extenuante del periodismo. Y en cuanto a su anhelo juvenil de conducir las masas a la revolución, hoy apenas da abasto con guiar al examen a las multitudes estudiantiles que se apretujan en sus clases, dedicándose, cuando las montañas de trabajos por corregir se lo permiten, a estudiar la semiótica de la cultura, la comunicación científica, la dimensión social del tiempo, o lo que caiga.

ANDADURA PROFESIONAL Y ACADÉMICA